Alguna vez ha logrado oír infinidades de historias, para mentirte sobre alguna receta. Te cuento que a mí me ha pasado muchísimo. Cosas que se hacen en unos 10 minutos, lo hacen imposible solo porque a ellos no le salió dicha receta.

¿Porque no les saldría? Mi respuesta rápida es que no son perseverantes, entonces no permiten que otras personas aprenda por su cuenta.

Por ello hoy me ofrezco a darte algo inesperado, es un postre súper clásico y original. Es la gelatina de leche condensada con frambuesa fresca.

Desde este momento serás la mejor organizadora de fiestas, por este espectacular dulce. Un pequeño secreto, yo soy adicta a este postre como no tienes ideas.

Me comprometo a entregarte una guía rápida, que te permita aprender de una forma clara y concreta. ¿Te pido algo a cambio? Solo tu atención, con eso me basta y me sobra.

Así que vamos con los ingredientes.

Ingredientes

  • Frambuesas (1/2 tazas).
  • Azúcar (1/4 taza).
  • Leche (2 litros).
  • Gelatina de leche condensada (150 gr c/u 2 sobres).
  • Canela en polvo (para decorar).

Preparación

Ahora aprende este postre sin complicaciones paso a paso.

  1. En una olla a fuego moderado, añades la ½ taza de frambuesas y el azúcar, cocínala hasta que logre conseguir un puré. Luego lo reservas en la nevera.
  2. Luego 2 litro de leches, le añades la gelatina de leche condensada y guárdala en la nevera.
  3. Ahora ¼ de gelatina la vacías en un molde para congelar por 20 o 25 minutos.
  4. Luego de enfriada la gelatina, agregas las frambuesas en la gelatina y la gelatina de leche condesada.
  5. Deja que se enfrié por 3 o 4 horas y tendrás tu postre listo. Lo sacas del molde y cubre con puré la gelatina. Si gusta decora con la canela y frambuesas si te sobran.

Conclusión

Puedes darte cuenta que esta gelatina no ha muerto, ni morirá. Si eres capaz de dominar su elaboración, estas más que hecha no necesita de más nada.

Serás la sensación a partir de hoy, aunque permíteme decirte que uses este dulce en fiesta o reuniones familiares. Tampoco abuses en hacerlo siempre, mucho dulce tampoco le cae bien a la salud.

Igual confió en ti y sé que sacaras esta receta solo en ocasiones especiales, porque lo amerita y tú tienes el deber de ser diferente. Saludos.