INGREDIENTES
2 Plátanos amarillos
4 cucharadas de harina
Sal al gusto
Adobo al gusto
Mozzarella al gusto

PREPARACIÓN
Corta las puntas de cada plátano, y luego córtalos a la mitad.
Agrega los plátanos a una olla con agua hirviendo. Cocina las piezas por 10 minutos o hasta que se sientan suaves al pincharlas con un tenedor. Déjalas enfriar.
Pela cada pedazo y ponlos en un recipiente. Usando un tenedor o un aplasta papas, tritura el plátano hasta que obtengas un puré espeso.
Agrega la harina, sal, adobo y mezcla bien.
Saca un pedazo de masa del tamaño de una pelota de tenis, y dale forma esférica moldeando con tus manos.
Pon la bola de plátano entre dos piezas de papel plástico para envolver comida. Aplasta la bola con tus manos hasta que tengas un disco de un tercio de un centímetro de grueso.
Remueve el papel que cubre la pieza. Agrega queso mozzarella en una de las mitades del disco.
Ayudándote del plástico bajo el plátano, levanta la mitad sin queso y dobla hasta que alcance la otra mitad.
Sella la empanada oprimiendo el borde con las puntas de tus dedos.
Fríe las empanadas en aceite de cocina hasta que estén doradas por ambos lados. Remuévelas y escúrrelas sobre papel de cocina.
¡Sirve y disfruta!